viernes, 28 de noviembre de 2008

Montequinto-Sevilla por sus carriles bici

Esta mañana después de dejar a Lucía en el colegio he cogido la bici para dar un paseo. En principio iba a seguir la línea azul de la maratón Tierra del Olivo pero por la obra del metro esta difícil de ver en algunas calles.

Cambié mis planes y cogí el carril de la Universidad hasta casi llegar al Prado de San Sebastián. De allí la Buhaira hasta Eduardo Dato que me acercó a la Ronda Histórica. Fui en dirección Resolana. Al llegar a la altura de Torneo tenía pensado seguir hasta Bellavista y volver por el Pítamo, pero el tiempo empezó a nublarse y decidí recortar el camino hasta casa.

Pasé la Estación de Pza. de Armas y continué por el Paseo Colón hasta llegar al Prado donde retrocedí mis pases para encaminarme de nuevo hacía Montequinto.

Al final llegué sin mojarme.

sábado, 22 de noviembre de 2008

De Ruta por el Corredor de la Plata

Esta mañana hemos quedado Mario, Eduardo y yo en Guillena para hacer una ruta que Eduardo había pintado por el Mapsource. Sabíamos que estas rutas no suele ser tan fáciles que se ven en el mapa, ya que a veces el camino es particular y eso no lo sabíamos.

Hacía mucho frío y empezamos a pedalear saliendo de Guillena por la Colada de los Toriles. El camino estaba muy bien y nos parecía increíble que tantas veces hemos venido a Guillena y no supieramos de este camino.

A los pocos kms. nos vino el primer problema, ya que la Colada de los Toriles está cortada por una Urbanización que se ha apropiada de ella. Esta primera contingencia la solucionamos cruzando campo a través hasta llegar a un camino de tierra que nos llevó a la carretera que une Guillena con Las Pajanosas. Al llegar a Las Pajanosas decidimos seguir en busca de El Garrobo y desayunar allí.

Claro que una vez que salimos del pueblo perdimos el carril que nos debía de llevar a El Garrobo. Continuamos por la carretera ya que lo planes los cambiamos y ahora nuestra intención era llegar a el Puerto de Asfalto que hemos hecho otras veces.

El Gps nos mandó por una carretera que nos avisaba que estaba prohibido el paso, pero desatendimos el cartel. Era en constante subida y como el cartel anunciaba a pocos kms. había una valla que nos impedía continuar.

Mirando el Gps vimos que a un km. escaso estaba la Lenteja, pero nos teníamos que meter por un camino particular del cual no paraban de sonar los tiros de los cazadores. Decidimos volver a Las Pajanosas y desayunar.

La vuelta fue rapidísima ya que todo el camino fue en bajada y llegamos muy rápidos. Desayunando, decidimos intentar ir a El Garrobo, y después de perdernos varias veces por sus calles, llegamos al camino. Es una trialera en constante subida. Lo malo fue que en un despiste mío me fui al suelo. Mejor dicho a la zarza. Fue una caída que no me ocasionó ningún daño, pero nos sirvio para esperar a Eduardo.

Una vez que se unió al grupo seguimos y llegamos al pueblo en un santiamén. Como ya era tarde decidimos continuar con esta etapa en otro día y regresar a los coches.

La bajada de la trialera fue dejando a Mario que se escapara y Eduardo y yo a nuestro ritmo. Ya en Las Pajanosas hablamos de no volver a cruzar por el campo a través, así que cogimos el carril de la ruta del Agua que nos llevó a Guillena. Estiramos y para casa.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Montequinto-Arenal Gordo

Tenía pensado haber hecho esta ruta mañana, pero resulta que mañana me llevan un paquete a casa y he cambiado los planes.

Después de comer me vestí y me lancé hacia a Dos Hermanas por la carretera del Hipódromo. Crucé la ciudad de Norte a Sur hasta llegar al final de Dos Hermanas y emprendí camino por la Vereda de Utrera que está asfaltada. Es un llaneo que se lleva muy bien. Llegamos a un cruce que giramos a la derecha por otra carretera hasta aproximadamente unos kilómetros donde dejamos el asfalto hasta Arenal Gordo. Para llegar allí, o te conoces el camino, o es necesitas un Gps por que hay una infinidad de cruces.

Descanso muy poco antes de regresar, ya que en esta época del año anochece rapidísimo.

La vuelta es por el camino donde hemos venido, hasta regresar al cruce de la Vereda de Utrera, que lo pasamos de largo hasta que la carretera sube para pasar por lo alto de la vía del tren. Giramos 180º para coger el sendero que va paralelo a la vía que nos llevará hasta la estación de Cantaelgallo. Ya en Dos Hermanas la bordeo por su carretera más externa a modo de circunvalación. Llegamos a la carretera del Hipódromo y desde él a casa ya es en bajada.

La vuelta se me ha hecho interminable por el dolor de la rodilla.